Enseñar bondad a los niños durante las fiestas y más allá

Enseñar bondad a los niños durante las fiestas y más allá

Enseñar bondad a los niños durante las fiestas y más allá

  1. Blog
  2. Recursos para padres
  3. Enseñar bondad a los niños durante las fiestas y más allá

por Boys & Girls Clubs of America en Recursos

test alt text

Cada diciembre, cuando se encienden las luces centelleantes y los compradores llenan los centros comerciales, los niños de todo Estados Unidos comienzan a soñar con todos los regalos navideños, comidas deliciosas y alegría festiva que pronto disfrutarán. Desafortunadamente, no todos los niños y familias anticipan las vacaciones de invierno con esperanza, debido a una variedad de circunstancias y dificultades. En medio de todo el alboroto de las fiestas, es importante tomarse un tiempo para mostrar compasión por los demás y guiar a los niños en nuestras vidas para que vean más allá de sus propias experiencias y deseos.

Ayude a promover la comprensión y forme la próxima generación de personas compasivas al enseñar a los niños en su vida cómo empatizar con los demás. Si es padre, tutor, mentor o incluso solo un amigo, puede desempeñar un papel activo en la enseñanza de la empatía y mostrar más compasión hacia los demás dando un ejemplo a los niños en su vida.

¿Qué es la empatía y por qué es importante?

La empatía es nuestra capacidad no solo de comprender, sino también de compartir los sentimientos de los demás. Se trata de poder ver las cosas desde el punto de vista de otra persona, incluso si no sientes lo mismo o no has tenido las mismas experiencias. La empatía es un aspecto de la inteligencia emocional y requiere una aguda observación, escucha activa y sensibilidad para dominar. La empatía va más allá de la simpatía. En lugar de simplemente observar o comentar la experiencia de alguien desde la distancia, lo que tiende a dividir aún más nuestras experiencias de las de los demás, la empatía le pide al observador que entre en esa experiencia, reconozca cómo se siente y se conecte profundamente con la persona que la atraviesa. En sí misma, la empatía puede ser tanto un acto de bondad como un regalo que ayuda a una persona a sentirse menos sola.

Es importante recordar que la empatía no se trata de tener todas las respuestas o de resolver los problemas de otra persona, se trata de hacer espacio para que las personas se sientan seguras, escuchadas y apoyadas. Los niños son extremadamente capaces de sentir y mostrar empatía, pero simplemente decirles cómo comportarse con los demás no siempre es suficiente. La empatía es una habilidad aprendida. Para enseñarlo, los adultos deben mostrar activamente a los niños cómo pensar fuera de su propia experiencia e intentar comprender y mostrar compasión por las cosas que no experimentan naturalmente, y la temporada navideña es el momento perfecto para comenzar.

Qué hacer y qué no hacer: enseñar empatía a los niños durante las fiestas

Siga estos sencillos pros y contras para promover más amabilidad, compasión y empatía cuando esté cerca de niños esta temporada:

HACER modelo de escucha activa

Aunque la empatía puede ser difícil de dominar, comienza con algo muy básico: escuchar. Escuchar crea un espacio para que alguien se sienta escuchado y comprendido, pero se necesita más que un oído abierto para escuchar con empatía. La escucha activa y empática también requiere hacer preguntas abiertas que busquen una comprensión más profunda en lugar de asumir que ya sabe la respuesta o parecer que juzga a alguien de antemano por su tono o elección de palabras. Fomenta una mayor empatía en ti y en los niños de tu vida al hacer preguntas abiertas intencionalmente, escuchar y reconocer lo que otras personas están pasando con el oído, el corazón y la mente abiertos. Este es el primer y más básico paso para mostrar compasión y construir una conexión empática con otra persona.

test alt text

Hable abiertamente con su hijo

Es natural que los adultos quieran proteger a los niños de las dificultades que ocurren en el mundo, pero incluso los niños pequeños pueden beneficiarse de una conversación abierta y honesta. ¿Quién no ha visto a un niño soltar algo inapropiado o hacer una pregunta potencialmente vergonzosa sobre algo que simplemente no entiende? Apóyate en estos momentos. En lugar de silenciar a su hijo o evitar el tema, aproveche la oportunidad para iniciar una conversación. Practique haciendo preguntas abiertas y compartiendo información sin prejuicios que ayudará a los niños a aprender cuán diferentes pueden ser las experiencias de las personas.

NO asuma que todos tienen “vacaciones navideñas”

Mostrar empatía se reduce a las palabras que usa, especialmente durante las vacaciones. Por supuesto, decir “Felices fiestas” o “Saludos de la temporada” es más inclusivo que decir “Feliz Navidad”, pero hay otras frases a las que es posible que no hayas pensado. Por ejemplo, “Vacaciones de Navidad”: no todos los niños celebran la Navidad y no todas las familias pueden tomar vacaciones. Examine las palabras y frases que usa en esta época del año para buscar esas suposiciones ocultas. Una vez que desarrolle un oído para la comunicación empática, puede ayudar a su hijo a aprender a ser más cuidadoso con sus palabras.

ENSEÑE a los niños a expresar gratitud

Cada vez que su hijo reciba un regalo o una tarjeta, anímelo a decir gracias, incluso si no le gusta el regalo. Ayude a los niños a comprender que decir gracias no se trata de reflejar cómo se siente, sino de reconocer la consideración de la otra persona. Ayude a los niños a pensar en la intención detrás del regalo para que vean su verdadero valor. Si es algo que dan por hecho, como los calcetines, pregúntales cómo se sentiría no tenerlos. Si es algo que realmente no les gusta o no quieren usar, pregúnteles si pueden pensar en alguien que podría usarlo y apreciarlo. Cada regalo es una oportunidad para animar a tu hijo a ponerse en el lugar del otro y pensar en el impacto que sus palabras y acciones tienen en otras personas. Decir gracias es un signo de compasión por derecho propio y una de las puertas para fomentar más empatía en los niños.

NO anime a su hijo a alardear de sus regalos

Por supuesto, los niños estarán entusiasmados con sus nuevos juguetes, videojuegos y otras golosinas. Pero antes de que regresen a la escuela, recuérdele a su hijo que presumir de su botín de vacaciones podría hacer que otro niño se sienta excluido, celoso o simplemente triste. Anime a su hijo a ayudar a otros a sentirse incluidos siendo humildes acerca de sus propios dones e invitándolos a jugar en lugar de simplemente presumir. Y recuerda: tú estableces el estándar. Si anda entusiasmado con el artículo caro que recibió en estas vacaciones, los niños en su vida lo notarán y seguirán su ejemplo.

DÉ UN BUEN EJEMPLO

¡La mejor manera de enseñarle a su hijo a ser compasivo, solidario y empático es comportarse de esa manera usted mismo! Las vacaciones son el momento perfecto para salir a su comunidad y mostrarle a su hijo de qué se trata la compasión. Hay innumerables oportunidades para ser voluntario en esta época del año, desde bancos de alimentos hasta comedores populares y colectas de ropa y juguetes. Encuentre una manera de conectarse con otros en su comunidad y luego invite a su hijo a unirse a usted para la experiencia. Es posible que el voluntariado no siempre fomente la empatía directamente, pero puede ayudarlo a expandir la conciencia de un niño sobre el mundo que lo rodea y las experiencias de otras personas al hacer preguntas, observar y escuchar.

test alt text

Formas de retribuir esta temporada navideña

La empatía se trata de comprender por lo que alguien está pasando y no juzgarlo por ello. Pasar más tiempo en su comunidad durante la temporada navideña puede ayudar a fomentar una mayor comprensión de las personas en sus vidas y alrededor de ellas, tanto en usted como en sus hijos. Si su familia tiene la capacidad de compartir tiempo o dar financieramente, aquí hay algunas ideas para retribuir durante las festividades que pueden brindar nuevas oportunidades para practicar la empatía y la comprensión con sus hijos:

Invita a una familia a cenar. ¡Haz espacio en tu mesa navideña! Si conoce a una familia para la que las vacaciones pueden ser difíciles, invítela a una cena casera u otra actividad de temporada, como patinar o cantar villancicos.

Haz regalos para los compañeros de clase. Anime a su hijo a hacer pequeños regalos para sus compañeros de clase, como adornos caseros o bolsas de dulces con temas festivos. ¡Recibir uno de estos actos de bondad sorpresa levantará el ánimo de todos!

Consuela a los enfermos. Ilumine el día de un paciente visitándolo en el hospital en esta temporada navideña. Muchos centros de atención tienen programas en los que puede cantar villancicos o leer libros a los pacientes.

Voluntario en organizaciones comunitarias. Difunda la alegría de las fiestas ofreciéndose como voluntario con su hijo en una organización benéfica o comunitaria, como un comedor de beneficencia o un refugio para mujeres.

Donar regalos a familias necesitadas. Cada año, campañas de recolección de juguetes como Toys for Tots y el programa Angel Tree del Salvation Army brindan a millones de familias estadounidenses juguetes nuevos y usados en buen estado. Enséñele a su hijo el espíritu de dar comprando juguetes juntos y asegúrese de que un niño necesitado reciba regalos en estas fiestas. Si las finanzas son escasas, anime a su hijo a clasificar sus juguetes y elegir algunos para donarlos a una organización benéfica local. Conviértalo en un asunto familiar revisando también su propio armario; como beneficio adicional, ¡obtendrá una ventaja inicial en la limpieza de primavera!

Las vacaciones son el momento perfecto para centrarse en la enseñanza de la empatía. Al enseñarles a los niños compasión y fomentar una mayor comprensión en esta temporada navideña, les está brindando las habilidades y las herramientas que necesitan para empatizar mejor con sus compañeros y la comunidad durante todo el año y hasta bien entrada la edad adulta. Después de todo, la empatía es una habilidad que se aprende y, al igual que andar en bicicleta, es difícil de olvidar una vez que la dominas. Use nuestros consejos para comenzar a enseñar a los niños en su vida cómo mostrar más compasión y empatía ahora y en el futuro.

X