Efectos de las redes sociales en los adolescentes: Entender los titulares

Efectos de las redes sociales en los adolescentes: Entender los titulares

Efectos de las redes sociales en los adolescentes: Entender los titulares

  1. Blog
  2. Educación
  3. Efectos de las redes sociales en los adolescentes: Entender los titulares

por Sarah Grizzle, Boys & Girls Clubs of America

Las redes sociales desempeñan un papel muy importante a la hora de conectar con los demás, obtener información y expresarnos. Pero en el último año, el impacto de las redes sociales, en particular de Instagram, ha sido noticia por sus efectos negativos en los adolescentes, especialmente en las chicas.

La preocupación por el impacto de las redes sociales en la autoestima se suma a las conversaciones nacionales sobre la actual crisis de salud mental de los jóvenes. Es más importante que nunca que los padres, los cuidadores, los educadores y los profesionales del desarrollo de la juventud guíen a los jóvenes para que tengan experiencias seguras en línea que favorezcan su bienestar y su éxito.

 

¿Qué ha sido noticia?

A finales de 2021, la exempleada de Facebook Inc. Frances Haugen filtró comunicaciones e investigaciones internas que incluían documentos que demostraban que la compañía, propietaria de las apps Facebook, WhatsApp e Instagram entre otras, era consciente de los riesgos que sus sitios suponen para la salud mental de niños y adolescentes.

También se incluyó en los documentos información sobre cómo los sitios promueven la división política y cómo los algoritmos amplifican la desinformación. Haugen testificó entonces sobre la información de los documentos ante el Congreso el 5 de octubre de 2021, pidiendo que los legisladores comenzaran a regular Facebook.

Gran parte de la información se centró específicamente en los efectos de Instagram en las mujeres jóvenes. En una investigación exhaustiva de los documentos, El Wall Street Journal encontró una presentación de diapositivas de marzo de 2020 publicada en el tablero de mensajes internos de Facebook en la que se leía que “el 32% de las adolescentes dijeron que cuando se sentían mal con sus cuerpos, Instagram las hacía sentir peor… Las comparaciones en Instagram pueden cambiar la forma en que las jóvenes se ven y se describen a sí mismas.”

Otros hallazgos incluyen que:

  • Más del 40% de los usuarios de Instagram tienen 22 años o menos, y unos 22 millones de adolescentes entran en el sitio cada día.
  • Ampliar la base de usuarios jóvenes es vital para el crecimiento de las empresas.
  • Los adolescentes que luchan contra la salud mental dicen que Instagram la empeora, pero que se ven obligados a pasar tiempo en la aplicación por miedo a perderse las tendencias culturales y sociales.
  • Las características que Instagram identifica como las más perjudiciales para los adolescentes parecen estar en el núcleo de la plataforma, como la presión por lucir perfecto, sólo para compartir los mejores momentos y los algoritmos internos que rigen la página “Explorar” enviando a los usuarios a contenidos cada vez más perjudiciales.
  • Las comparaciones sociales son peores en Instagram que en otras redes sociales populares entre los adolescentes, como TikTok y Snapchat.

Facebook no está de acuerdo con la caracterización de los hallazgos, afirmando que su objetivo es proporcionar “interacciones sociales significativas” y que, aunque algunos usuarios experimentan estos resultados negativos, muchos adolescentes informaron que se sentían mejor con respecto a su ansiedad y depresión después de usar Instagram. Otros investigadores afirman que basarse únicamente en los autoinformes tiene sus límites, y que investigaciones más objetivas muestran conexiones mucho menores entre el uso de las plataformas y la salud mental.

 

Las redes sociales y la salud mental de las niñas

En un mundo lleno de personas influyentes, está claro que las redes sociales tienen una gran influencia en los jóvenes y un potencial impacto negativo en la autoestima y la salud mental. Teniendo en cuenta la presión que sienten muchos adolescentes por alcanzar la “perfección de Instagram”, no es de extrañar que el 80% de las chicas afirme haber descargado un filtro o utilizado una aplicación para cambiar su aspecto en las fotos a los 13 años.

 

La ex alumna del Boys & Girls Club Leonela T. conoce bien esa presión. “Borré mi Instagram porque era un detonante para mi autoestima y mi imagen corporal”, dijo. “Tardé un tiempo en darme cuenta de que, me guste o no, lo que veo en mis redes sociales tiene un efecto en mí, mental y psicológicamente, y quizá no siempre me beneficia”. Anima a otras chicas a encontrar lo que les da confianza, y si las plataformas populares como las redes sociales no apoyan su autoestima, a dejarlas ir. “Para mí, mi plataforma es hablar cara a cara. Es donde doy lo mejor de mí”.

 

¿Qué podemos hacer?

Boys & Girls Clubs of America, junto con socios de larga data como Dove, está trabajando para proporcionar a los padres, cuidadores, educadores y profesionales del desarrollo de la juventud los programas y las herramientas necesarias para tener conversaciones críticas y modelar el comportamiento que puede apoyar a los niños y adolescentes a tener experiencias digitales seguras y un bienestar mental y emocional positivo. En los Boys & Girls Clubs, mentores capacitados y afectuosos trabajan con los jóvenes para ayudarlos a aprender a manejar sus emociones y a desarrollar su capacidad de recuperación para que puedan aprovechar todas las oportunidades que se les presenten.

He aquí algunas formas de abordar el impacto de las redes sociales en la salud mental y la autoestima de los jóvenes:

Es importante que los adolescentes entiendan que su autoestima va mucho más allá de su aspecto físico o de su perfil de Instagram, y que desarrollen hábitos online saludables para tener confianza en el espacio digital.

Conozca los recursos de salud mental que pueden ayudar a su hijo a gestionar sus emociones y a desarrollar su capacidad de recuperación.

 

APOYE A LOS CLUBES DE NIÑOS Y NIÑAS DEL CONDADO DE ELKHART

X