Controles de salud emocional durante COVID-19

La principal prioridad de todo el país en este momento es mantenerse saludable. Y aunque reconocemos que en este momento la salud física es el enfoque más importante, la salud emocional de los niños es igual de importante. Trate de incorporar controles emocionales en su programa diario de actividades. Estos registros pueden ser formales y estructurados, o informales y sobre la marcha. Lo importante es que está ayudando a los niños a identificar, reflexionar y compartir intencionalmente sus emociones durante este momento único. ¡Aquí hay 5 ideas fáciles de control emocional!Informe meteorológico interno: Pregúnteles a los niños: “Si tu estado de ánimo fuera el clima, ¿cuál sería?” Por ejemplo, si está enojado, podría haber una tormenta eléctrica, o si está feliz, podría estar soleado. Deles la oportunidad de pensar, luego comparta su estado de ánimo. Pueden optar por explicar y elaborar sobre sus sentimientos, o no. Sentimientos 1-10 : Pregunte a los niños: “Califique su estado de ánimo hoy en una escala del 1 al 10, siendo 1 el peor estado de ánimo y 10 el mejor”. Pueden optar por explicar y elaborar su clasificación, o no. Cultura pop: Pregunte a los jóvenes: “Si su estado de ánimo actual fuera una canción o una película, ¿cuál sería?” Por ejemplo, si estás teniendo un gran día, tu canción podría ser “Happy” de Pharrell, o si estás de mal humor, tu película podría ser “The Grinch”. Deles la oportunidad de pensar, luego comparta su estado de ánimo. Pueden optar por explicar y elaborar sobre sus sentimientos, o no. Altibajos: Pida a los jóvenes que piensen en sus “altos y bajos” del día: esto es lo mejor que experimentaron durante el día y lo peor que experimentaron durante el día. Déles la oportunidad de pensar, luego compartan. Pueden optar por explicar y elaborar sobre sus sentimientos, o no. Rosa, Capullo, Espina: Pida a los jóvenes que piensen en su “rosa, capullo y espina” del día: esto es lo mejor que les pasó durante el día (rosa), algo que esperan con ansias (brote) y lo peor que les ha pasado hoy (espina). Deles la oportunidad de pensar, luego comparta su estado de ánimo. Pueden optar por explicar y elaborar sobre sus sentimientos, o no. En última instancia, es importante que los jóvenes sepan que está bien sentirse como se sienten: todos experimentan una variedad de emociones todos los días. Es normal sentirse triste, emocionado, enojado, tranquilo o nervioso todos los días, varias veces al día. Lo que importa es cómo los jóvenes enfrentan estos sentimientos, especialmente en tiempos de incertidumbre.

-Clubes de niños y niñas de América

X