10 consejos para mantener seguros a los niños en climas fríos

10 consejos para mantener seguros a los niños en climas fríos

10 consejos para mantener seguros a los niños en climas fríos

  1. Blog
  2. Recursos para padres
  3. 10 consejos para mantener seguros a los niños en climas fríos
test alt text
Vista a su hijo en varias capas y asegúrese de que su cabeza, cuello y manos estén cubiertos.

El aire del Ártico puede ser extremadamente peligroso, especialmente cuando hace viento afuera. Las temperaturas de sensación térmica son significativamente más frías que las temperaturas del aire en un día tranquilo. El riesgo de congelación e hipotermia es muy real. Por ejemplo, una temperatura de 0 grados Fahrenheit y una velocidad del viento de 15 mph crea una sensación térmica de -19 grados Fahrenheit. En estas condiciones, la congelación puede ocurrir en solo 30 minutos.

Con la sensación térmica, nuestra área podría alcanzar temperaturas tan bajas como -50 grados Fahrenheit, según el Servicio Meteorológico Nacional, que ha emitido “avisos de sensación térmica” para ciertos lugares. A esa temperatura, la congelación puede ocurrir en tan solo 10 minutos.

Aquí hay diez consejos para mantenerse seguro en climas fríos:

test alt text
  1. ¡Ponte capas! El frío intenso y la nieve pueden causar congelación. Vista a su hijo en varias capas y asegúrese de que su cabeza, cuello y manos estén cubiertos. Vista a los bebés y niños pequeños con una capa más de la que usaría un adulto. Evita las telas de algodón (que retienen el agua) y añade una capa cortavientos.
  2. Juegalo de forma segura. Incluso cuando las carreteras están cerradas al tráfico, no es seguro jugar o andar en trineo en la calle. La visibilidad puede verse limitada debido a los bancos de nieve y el hielo en las carreteras dificulta el frenado.
  3. Tenga cuidado con los peligros de la ropa. Las bufandas y los cordones de las capuchas pueden estrangular a los niños más pequeños, así que use otra ropa para mantenerlos abrigados. Las botas demasiado ajustadas pueden reducir el flujo sanguíneo, lo que hace que los pies se enfríen aún más.
  4. Comprueba la calidez. Antes de que los niños salgan, dígales que entren si se mojan o si tienen frío. Luego sigue observándolos y registrándote. Es posible que quieran seguir jugando afuera incluso si están mojados o fríos. **¡No permita que los niños jueguen afuera durante el frío extremo!
  5. Usa bloqueador solar. Los niños y los adultos todavía pueden quemarse con el sol en el invierno. El sol puede reflejarse en la nieve, así que aplique protector solar en las áreas expuestas.
  6. Tenga cuidado alrededor de los incendios. Las estufas de leña, las chimeneas y las hogueras al aire libre son acogedoras pero pueden representar un peligro, especialmente para los niños pequeños. Tenga cuidado y coloque puertas protectoras cuando sea posible. Si ha perdido energía o calefacción y utiliza métodos de calefacción alternativos como queroseno o calentadores eléctricos, asegúrese de que los detectores de humo y de monóxido de carbono estén funcionando.
  7. Formarse y equiparse. Los niños deben usar cascos cuando practiquen snowboard, esquí, trineo o jueguen al hockey sobre hielo. Y para evitar lesiones, enseñe a los niños cómo hacer la actividad de manera segura.
  8. Evita las hemorragias nasales. Si su hijo sufre hemorragias nasales leves en invierno, use un humidificador de aire frío en su habitación. Las gotas nasales de solución salina pueden ayudar a mantener la nariz húmeda.
  9. Manténgalos hidratados. En el aire más seco del invierno, los niños pierden más agua a través de la respiración. Ofrezca mucha agua e intente darles bebidas calientes y sopa para que sean más atractivos.
  10. Esté atento a las señales de peligro. Los signos de congelación son piel pálida, gris o con ampollas en los dedos de las manos, las orejas, la nariz y los dedos de los pies. Si cree que su hijo tiene congelación, llévelo adentro y coloque el área afectada en agua tibia (no caliente). Los signos de hipotermia son escalofríos, dificultad para hablar y torpeza inusual. Si cree que su hijo tiene hipotermia, llame al 9-1-1 de inmediato.
X